Categories

5 formas de ser empático con los demás

ser-empatico-con-los-demas

Las relaciones interpersonales, como las de amistad, familiares y sentimentales, siempre pasan por momentos complejos, subidas y bajadas de humor y comunicación; pero no debemos estigmatizarlas como algo en lo que siempre debe haber conflicto.

Algunas personas no logran un contacto adecuado con otras personas o grupos debido a la timidez, pero otras tienen un círculo vicioso de conflictos, quizá procedente de un entorno de educación familiar en donde las relaciones nunca terminaban bien. Esto crea círculos problemáticos de los cuáles es difícil salir.

No se nace con la capacidad de entablar buenas relaciones personales, aunque por supuesto existen predisposiciones genéticas, barreras o padecimientos que posibilitan o imposibilitan las buenas relaciones personales. Sin embargo no es determinante del aprendizaje diario y consciente para crear buenos círculos virtuosos de comunicación en todo tipo de relaciones.

De la depresión a la fiesta

Compártenos tu correo electrónico y recibe GRATIS los primeros 5 capítulos de este curso

5 formas de ser empático con las personas que te rodean

  • Aprende a escuchar. Tener la capacidad de escuchar significa poner nuestra atención en el mensaje más allá de las palabras que nos quieren decir. Se trata sino de intuir lo que nos dicen, ponernos en el lugar del otro para poder lograr entender lo que la otra persona siente.
  • Brinda tu atención. Mantenerte atento al mensaje que los demás intentan trasmitir abre posibilidades de comprensión. La empatía requiere una atención comprensiva, más que una atención crítica. Al ampliar nuestra capacidad de entender a los demás, ampliamos nuestra empatía.
  • Confía y genera confianza. Darle una oportunidad a la confianza es mostrar seguridad y dar paso a cómo te gustaría ser y cómo te gustaría que fuesen contigo. De esta forma logras un vínculo estrecho con quien practicas la empatía.
  • Ten una actitud positiva. Aunque parece un tema cliché y desgastado, es verdad que las situaciones de la vida cotidiana salen mejor si se le imprime una dosis de buena actitud, de pensamientos positivos. Sonreír en muchas ocasiones suele ser la clave.  Al dirigirte a los demás sonríe ligeramente, amablemente, para lograr empatía con quien te diriges.
  • Ten buenos modales. Las buenas formas nunca dejarán de ser la llave para abrir cualquier cerradura. Con una actitud natural, se evita la sensación de falsedad en el trato correcto y educado. Los buenos modales, dirigirse a las personas de forma educada, nunca pasará de moda y nunca está de más en cualquier relación que se establezca.

Al ser empático con los demás, lograrás una mejor conexión con las personas que te rodean y lograrás entablar relaciones interpersonales más sanas y satisfactorias. Ponlo en práctica en tu día a día y notarás como mejoran los lazos afectivos con tu familia, amigos, compañeros y todas aquellas personas con las que interactúas.

Cambia tu forma de sentir y pensar

De la depresión a la fiesta

El curso en línea que dará un nuevo sentido a tu vida

VER CAPÍTULOS GRATIS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies